Bleisure, cómo aprender a disfrutar de los viajes de trabajo

El bleisure o la combinación ocio y negocio está revolucionando los viajes de trabajo.

Más que una moda, el bleisure surge como una necesidad por aprovechar al máximo el tiempo durante los viajes de trabajo, con el fin de conocer una ciudad o una región.

Tienes varias reuniones, una presentación, dos entrevistas, pero también tienes un hotel precioso, con unas instalaciones muy confortables y con un poco de suerte algo de tiempo libre para disfrutarlo.

Otra alternativa es planificar los viajes de trabajo en jueves y viernes para poder alargar el fin de semana y disfrutar de ese destino.

Alternativas para disfrutar de una tarde libre

Tras una larga jornada de trabajo, sal y haz planes, seguro que cuando retomes la actividad estarás mucho más inspirado. Aquí van unas cuantas propuestas ordenadas por destino para unirte a la fiebre del bleisure.

Zaragoza

  • Tapear por El Tubo es una religión, desde primeras horas de la tarde, tienes alternativas para disfrutar de las mejores tapas y pintxos de la gastronomía aragonesa.
  • Salir a correr por la Ribera del Ebro, tras la celebración de la Expo del Agua las riberas del río se convirtieron en un espectacular paseo, salir a disfrutar de una tarde otoñal es una auténtica delicia y una alternativa bleisure muy saludable.
  • Acercarte a la Basílica del Pilar y visitarla es imprescindible y de paso hacerte con unas cuantas medidas de la virgen, son el souvenir perfecto.

Elige Zenit Don Yo, en el centro de Zaragoza.

Pamplona

  • Recorrer a pie el mítico trazado de los Sanfermines, desde la cuesta de Santo Domingo a la Plaza de Toros pasando por Estafeta.  Se ve muy diferente pero realmente merece la pena conocerlo en primera persona.

  • Si tienes una hora y media, puedes apuntarte a la visita guiada por las Murallas de Pamplona, se realiza todos los días a las 17:30h y te permitirá descubrir todos los secretos de uno de los complejos bélicos mejor conservados de España.

Podrán darte muchas más recomendaciones en Zenit Pamplona.

Sevilla

  • Visitar un hamman o baño árabe, si el día ha sido duro, es una alternativa perfecta para sumergirte en un estado de profunda relajación. Se trata de una modalidad de baño de vapor que consta de limpieza del cuerpo y relajación de la mente.
  • Disfrutar de un atardecer surcando el Guadalquivir es una experiencia muy gratificante, un paseo en barco te permitirá contemplar monumentos como la Torre del Oro o el Puente de Triana.

Alojarse en un hotel como Zenit Sevilla o en un hostel como For You Hostel ¿Qué prefieres?

Vigo

  • Disfrutar de la Navidad mucho antes de que llegue, es posible en Vigo, gracias a su impresionante iluminación navideña. Pasear por el centro y empezar a vislumbrar como será la decoración definitiva es un juego de niños. Eso si, coge gafas de sol, este año promete ser deslumbrante.

  • Alquila una bici y recorrer la ruta que va desde Samil hasta Baiona, son 20 kilómetros que te llevarán a atravesar las mejores playas de las Rías Baixas, otra propuesta bleisure muy recomendable.

Confía tu alojamiento a Zenit Vigo.

Barcelona

  • Merendar, si como lo oyes, tal y como hacías cuando eras pequeño. La merienda era uno de nuestros momentos preferidos del día y durante tu visita a la ciudad condal puedes volver a experimentarlo. Si hay un lugar ideal para hacerlo, es Barcelona, repleta de suculentas pastelerías y panaderías y con una tradición repostera histórica. Sentarse a disfrutar de una taza de chocolate o de un buen café con un trozo de tarta es lo más.

  • Ir de compras. Nada nos relaja más que una tarde de shopping por una ciudad como Barcelona, repleta de moda y tendencias. Desde las tiendas más especiales, hasta las boutiques más lujosas pasando por los centros comerciales. La Roca Village es uno de nuestros preferidos, además que podemos ofrecerte un descuento del 10% en sus exclusivas firmas.

Zenit Barcelona o Zenit Borrell, complicada elección.

Lleida

  • Elegir una buena obra y dejarte llevar por la magia del teatro, siempre es un buen plan. En Lleida puedes consultar la programación del Teatro de la Llotja, se encargan de traer a la ciudad propuestas culturales muy interesantes.

  • Visitar el Pirineo Catalán es pasear entre bosques e iglesias medievales. El valle de Boí, el valle d´Aran y el Parque Nacional de Aigüestortes son enclaves únicos que seguro estás deseando conocer, así que aprovecha el fin de semana y disfruta de estas joyas naturales.

Elige Zenit Lleida, no te arrepentirás.

A Coruña

  • Subir a uno de los monumentos romanos conservados más altos, con sus más de 36 metros, la Torre de Hércules posee una de las mejores vistas de la ciudad, un faro romano que todavía está en funcionamiento.
  • Para los más cerveceros, una actividad muy relajante y acorde con el movimiento bleisure, será acercarte a conocer la antigua fábrica de Estrella Galicia. Actualmente convertida en un lugar de culto para coruñeses y turistas, donde se sirven cañas de cerveza de bodega recién hecha y sin pasteurizar, te encantará el ambiente.

A un paso de Riazor, Zenit Coruña.

Budapest

  • Relajarte en uno de sus baños termales, será realmente difícil elegir entre toda la oferta de la ciudad, por algo la llaman la ciudad de los balnearios. Disfrutar de las instalaciones, de sus aguas sulforosas minero medicinales, es una alternativa relajante para cuerpo y mente, especialmente indicada tras una dura jornada de trabajo.

  • Si te gusta la historia y quieres descubrir los secretos de las últimas dinastías de Austria, a menos de 30 kilómetros de la ciudad puedes visitar el Palacio de verano de Sissy Emperatriz o Palacio Gödöllö. Se trata del palacio barroco más grande de Hungría con una extensión de 17.000 kilómetros cuadrados.

Posiblemente uno de los hoteles más bonitos de la ciudad, Zenit Budapest Palace.

Seguro que después todas estas propuestas estás deseando con más ganas tu próximo viaje de trabajo.

 

 

Quizás también te interese

¡Suscribete a nuestro blog y sigue al día las últimas novedades!

Acepta la política de privacidad, más detalles aquí.