Budapest, 10 souvenirs imprescindibles

Budapest es una ciudad que está de moda, una escapada entre balnearios, cultura e historia.

Actualmente podrás llegar en menos de 3 horas en vuelos directos desde Madrid, Barcelona, Málaga, Alicante o Lanzarote*.

Los secretos de Budapest, la perla del Danubio

La capital húngara por fin se confirma como una de las ciudades más apetecibles para realizar una escapada este año.

Dividida en dos mitades, Buda y Pest, la ciudad es una auténtica joya que siempre nos sorprende, por más veces que vayamos siempre tiene algo nuevo que ofrecernos.

La mezcla de su romanticismo y su aire decadente es lo que más nos enamora de ella. Tres o cuatro días son suficientes para empezar a conocerla, pero te hará falta unos días más o una segunda visita para poder decir que formas parte de ella.

Es una ciudad cosmopolita que crece a pasos agigantados, lejos de las zonas más turísticas, es dónde se esconde su verdadera esencia. Aléjate del centro para descubrir su plato Gulash más típico. Recuerda cambiar euros a florintos húngaros para no perderte nada.

El Bastión de los Pescadores, el Parlamento o la Sinagoga más grande de Europa son sus estampas más fotografiadas pero te aseguramos que hay muchas más que no podrás obviar y que formarán parte para siempre de tu carrete de recuerdos.

Si quieres alojarte en un hotel en el centro de Budapest, Zenit Budapest Palace es la opción ideal.

Los mejores souvenirs navideños de Budapest

Decoración, iluminación, mercadillos y las atracciones típicas de las fiestas navideñas inundan estos días cada rincón de la ciudad. Pasear por el centro es descubrir un mundo de fantasía que consigue transportarte a tu infancia.

Siempre es una buena fecha para descubrir todos los encantos de la capital Húngara, pero definitivamente diciembre puede ser el mes más especial para conocer la perla del Danubio.

El frío, los sonidos navideños y sobre todo el olor a Kürtóskalács, pastel con chimenea, serán recuerdos que vendrán contigo tras el viaje. No es algo que podamos explicar, tendrás que vivirlo en primera persona.

Comprar adornos para el árbol, un calendario de adviento o un calcetín para la chimenea es siempre una buena idea si estás disfrutando de la Navidad en Hungría, y un souvenir muy recurrente.

 

Los 10 souvenirs más típicos

Independientemente de la época en la que visites Budapest, son los souvenirs más típicos y que siempre podrás encontrar en sus calles.

1. Paprika

Sin duda es todo un símbolo de la ciudad, es el condimento perfecto y el más utilizado en muchos de sus guisos y sopas típicas. Una cocina que goza de platos contundentes, muy aromáticos y con sabores picantes, como la deliciosa Gulash Soupe.

Puedes encontrar Paprika en todas las tiendas de souvenirs, de diferentes tamaños y medidas. A la vez de típico es un regalo muy práctico ya que puedes customizar tus sopas de invierno.

Elegir entre la variedad suave o la más picante será cuestión de gustos.

2.Licores y Vinos

Descansar en una de sus cafeterías con una copa de tokay o pálinka y una tarta Dobos, es uno de los "MUST" en tu viaje a Budapest. Y el mejor remedio para entrar en calor tras unas horas en sus calles.

Si tienes sitio en la maleta, traerte alguno de sus licores típicos o de sus vinos Sangre de Toro será todo un acierto.

3.Dulces típicos

Si hay algo que sorprende en Budapest son la cantidad de pastelerías y confiterías que hay diseminadas por toda la ciudad, podemos decir sin miedo a equivocarnos, que los húngaros son muy golosos.

Lo complicado será qué variedad elegir entre: beigel, mazapán o Zserbó, cualquier especialidad húngara está para chuparse los dedos.

Puedes encontrarlas en los mercados navideños de la ciudad o en comercios tradicionales como la Confitería Gerbaud con todo el sabor de antaño.

4.Bordados

Actualmente en Hungría hay aproximadamente 20 tipos de bordados distintos. Los más famosos los de Kalocsa y los de Matyó.

Los motivos más utilizados en los bordados son corazones, pájaros y por supuesto las famosas rosas de Matyó y las peonías, que destacan por su fuerza y su colorido.

Son el regalo perfecto, en forma de tapete, de delantal o de mantel, para ese familiar que siempre te pide que le traigas un recuerdo de tu viaje.

5. Objetos de madera pintados a mano

Hay diversos lugares donde se puede adquirir la artesanía más tradicional pero sin duda la calle Váci es lugar de referencia.

Los húngaros tradicionalmente han fabricado y pintado a mano objetos como cajas, juguetes o figuras con motivos de lo más variado. A día de hoy sigue siendo uno de los regalos más típicos por su tamaño y su comodidad a la hora de transportarlo.

6. Embutidos de cerdo Mangalica

Junto al Puente de la Libertad, a escasos 10 minutos de Zenit Budapest Palace se sitúa el Mercado Central de la ciudad. Abre todos los días, excepto el domingo, y es uno de los mejores lugares para ir a hacer tus compras antes de regresar.

En la planta baja encontramos muchos de los alimentos básicos de la gastronomía del país, mientras que la parte alta se ubican las tiendas de decoración y textil.

Disfrutar de los colores de sus frutas y verduras y comprar jamón mangalica para compararlo con nuestro ibérico es una actividad muy entretenida.

También te gustará probar los diferentes tipos de salami y chorizo Csaba que elaboran, así como las cecinas.

7. Productos cosméticos con las propiedades de las aguas termales

Las propiedades curativas de las aguas termales húngaras fueron descubiertas hace más de 2000 años. A día del hoy el país cuenta con más de 1000 manantiales de agua termal, por lo que no es de extrañar que sea un filón para las marcas de cosmética.

Son multitud las marcas de cuidado facial creadas a partir de las propiedades curativas y terapéuticas de las aguas termales húngaras. Son mundialmente conocidos sus balnearios y su tradición en rituales de belleza. Marcas de lujo como Omorovizca son cada vez más conocidas en el mercado español.

Disfrutar de unas horas en uno de sus balnearios es todo un ritual.

8. Cubo Rubik

Lo conoces desde tu infancia pero a lo mejor no sabias que el mítico Cubo Rubik procede de Hungría.

"Es un rompecabezas mecánico tridimensional, inventado en 1974, por el escultor y profesor de arquitectura húngaro Ernő Rubik".

Desde su existencia, se estima que se han venido más de 350 millones de cubos de Rubik , siendo el juguete más vendido del mundo.

El récord mundial en resolverlo está en 5,5 segundos ¿Crees que podrás superarlo?

9. Antigüedades

El comercio anticuario en Budapest es uno de los mejores y más completos de Europa, es el lugar perfecto para los amantes de las antigüedades.

Son muchas las tiendas de segunda mano y de antigüedades repartidas por la ciudad, esta oferta se incrementa con los habituales mercadillos que se celebran de forma periódica.

Uno de los más conocidos es el Ecseri Flea Market, donde puedes encontrar cuadros antiguos, muebles para restaurar e incluso objetos e instrumentos militares.

10.Muñecas de porcelana

Desde las tradicionales muñecas de porcelana ataviadas con los trajes típicos húngaros a las matrioshkas​​ importadas de Rusia, pero muy tradicionales en todos los puestos de souvenirs.

Guarda sitio en tu maleta por que seguro que traerás más de uno.

Quizás también te interese

¡Suscribete a nuestro blog y sigue al día las últimas novedades!

Acepta la política de privacidad, más detalles aquí.