Galicia turismo slow, 8 recomendaciones

Galicia fue la semana pasada, la primera Comunidad Autónoma en retomar la nueva normalidad, tras superar el plan de desescalada del coronavirus.

Tierra de tradiciones, de paisajes y de playas infinitas y solitarias, Galicia será uno de los destinos preferidos por los españoles para disfrutar de este peculiar verano.

 

Seguramente este verano en nuestras vacaciones buscaremos lugares más tranquilos, quizá más cerca de casa y que nos ofrezcan alternativas de ocio y en contacto con la naturaleza.

A la hora de elegir un alojamiento, ahora más que nunca, apostaremos por alojamientos que hayan establecido protocolos de seguridad y que nos transmitan confianza.

Son muchas las rutas de turismo slow que puedes encontrar en las cuatro provincias gallegas, lugares remotos que seguro harán las delicias de toda la familia.

No son los lugares más visitados, alguno quizá no esté entre las localizaciones más turísticas, sin embargo merecen una visita.

Nuestras 8 recomendaciones en Galicia

1. Finisterre

Se dice de el que es lugar donde todo comienza o termina, depende de como se mire, el faro del fin del mundo.

Es un faro emblemático, tanto para marineros como para peregrinos, al que acudir cuando se termina el Camino de Santiago.

Muy cerca puedes encontrar las dos playas preferidas por los surferos; Nemiña y Estorde. Te brindarán la posibilidad de disfrutar de paisajes de película y de una gastronomía sencilla pero con productos y sabores que recordarás para siempre.

Lugar de espiritualidad, de reflexión y por supuesto, de mitos y leyendas. No te vayas de la zona sin escuchar de boca de algún local, alguna de ellas.

2. Faro Touriñán

Lugar inhóspito, de fuertes vientos y temporales, posee una climatología extrema. Sin embargo, en verano, suele ser una visita muy recomendable.

La posición natural de esta punta, lo convierte en el lugar donde desaparece el último rayo de sol de Europa Continental, y por tanto en el mejor rincón toda Galicia para disfrutar de un maravilloso atardecer.

3.Playa de Barra

Situada al final de la Península del Morrazo, en la Ría de Vigo. Junto con la Playa de Rodas, es una de nuestras favoritas.

Una playa típicamente caribeña, arena blanca, aguas color turquesa y más de 750 metros de extensión, tan solo la temperatura de sus aguas te devolverá a la realidad atlántica. 

Con unas vistas excepcionales de las Islas Cíes, fue una de las primeras playas naturistas, rodeada de extensos pinares, es la playa perfecta para todos los que huyen de las playas urbanas y de las masificaciones.

4.Ézaro

Lugares como este, te hacen pensar que no merece la pena salir de nuestro país para poder reecontrarse con la naturaleza y por qué no, con uno mismo.

En la desembocadura del río Xallas, junto a las laderas del monte Pindo encontramos este pintoresco lugar.

La carretera de ascenso, es digna de unos gemelos como los de Indurain, de hecho formo parte durante muchos años de una de las etapas de la Vuelta a España. Para los menos atrevidos, puedes llegar hasta el mirador en coche.

La Fervenza do Ézaro es la cascada que le da nombre, aunque en invierno es más impactante te recomendamos visitarla en verano, ya que podrás disfrutar de un espectáculo de luz y agua inolvidable.

5.Santa Tecla

El monte de Santa Tecla es uno de los enclaves turísticos más importantes de Galicia. Es el castro galaico más emblemático y espectacular de toda la provincia.

Esta visita te permitirá viajar en el tiempo, ya que sus orígenes se remontan a la Edad de Bronce. Curioseando hemos descubierto que gracias a la forma circular de sus edificaciones, se creía que los espíritus no podrían quedarse retenidos en el lugar.  Una pena tener que irse de aquí ¿No crees?

Perteneciente al municipio de  A Guarda, desde su punto más alto permite observar unas privilegiadas vistas de la desembocadura del río Miño y de la costa portuguesa.

Es un enclave digno de una buena visita, mucho mejor en verano, evitarás días de niebla y nubes bajas que te impedirían disfrutar del paisaje. No puedes irte de la zona sin degustar su producto estrella: la langosta.

6.Laxe

Enamora la belleza natural de esta tierra y el encanto acogedor de su gente. Cuenta con un antiguo puerto pesquero, y se dice que sus percebes son de los mejores del mundo.

Pasear por su playa, acercarse hasta la Capilla de Santa Rosa o conocer la Playa de los Cristales, un ejemplo multicolor de como la naturaleza transforma nuestro incivismo, son escapadas slow indispensables.

Si prefieres playas urbanas y con más servicios apuesta por las de A Coruña.

7.Fragas do Eume

Bosques exhuberantes casi vírgenes discurren junto al cauce del Río Eume conformando las espectaculares Fragas, un extraordinario tesoro botánico que te recomendamos visitar este verano.

Solamente kilómetros separan esta joya de la ciudad de A Coruña, un rincón mágico proclive a las leyendas, es también uno de los bosques atlánticos mejor conservados de Europa y sin duda, un paraíso para los sentidos.

Es la excursión perfecta para disfrutar de un día en pleno contacto con la naturaleza.

8. Cabo Vilán

Son muchos los faros de las costas gallegas que no puedes perderte, y éste por supuesto, no podía ser menos.

Siguiendo los, siempre buenos, consejos de Ana, Comercial de Zenit Vigo, incluimos este solitario y bello rincón como uno de nuestros favoritos.

Vituri

Su faro, señala uno de los tramos más peligrosos de la Costa da Morte, y también uno de los más agrestes y bellos.

Fue declarado de Interés Nacional en el año 1933 ya que fue el primer faro con luz eléctrica en nuestro país, tras uno de los naufragios más dramáticos de estas costas, el del Serpent.

 

Alojamientos de confianza

Si quieres alojarte en hoteles céntricos, que te permitan desplazarte fácilmente por toda la comunidad, en los que dispongas de todas las comodidades, te recomendamos: Zenit Vigo y Zenit Coruña.

¿Tienes algún rincón secreto en Galicia? Cuéntanoslo

Quizás también te interese

¡Suscribete a nuestro blog y sigue al día las últimas novedades!

Acepta la política de privacidad, más detalles aquí.