Viajar con niños.15 consejos imprescindibles.

Viajar con niños y no morir en el intento.

Viajar con tus hijos es una experiencia fabulosa, gratificante como ninguna. Viajar con niños es una forma de fortalecer los lazos familiares mientras exploras el mundo. Incluso viajar es bueno para la salud. Ya sea que vayas por España o al extranjero, ¡asegúrate de que estos viajes dejen un recuerdo inolvidable para tus hijos! Pero esto puede convertirse rápidamente en una pesadilla sin un mínimo de preparación.

Elige un destino que se adapte a todos.

Por supuesto, hay hoteles o campings con clubes y actividades para viajar con  niños , pero no estás obligado a optar por esta solución. Elije un destino de acuerdo con las actividades que  te ofrece, lo ideal es que jóvenes y mayores puedan encontrarse a gusto.

¿Eres más bien de viajes culturales y te gusta visitar museos? No hay problema, tus hijos pueden acompañarte, pero asegúrate de compensar estas salidas con algo más amigable al viajar con  niños, como un paseo por un parque donde hay columpios y toboganes, piscinas y juegos acuáticos que les encantan por ejemplo.

Reserva todo con antelación. al viajar con niños.

A menos que tengas, gusto por la aventura, con niños, ¡reservamos por adelantado todos los hoteles / bed and breakfast / alquileres! 
Pero también entradas para parques temáticos y  parques de atracciones, excursiones especiales, monumentos, museos, excursiones en barco, etc. Así, seguro tendrás tus entradas. Sin duda, se requiere un poco más de organización para saber qué día estaremos en el parque acuático y qué otro día haremos un viaje en barco para ver a los delfines, pero estamos seguros de no decepcionarnos porque no tenemos sitio.

Prepárate para viajar con niños.

Revisa los pasaportes de tus hijos. 

Para viajar al extranjero, los niños necesitan un documento de identidad o pasaporte para viajar fuera de Europa
Sabiendo que en promedio se necesita un mes para procesar una solicitud de pasaporte, ¡lo hacemos por adelantado! Y cuidado, los pasaportes de niños menores de 16 años solo son válidos por 5 años … Y 5 años, ¡pasa rápido!

No te olvides del libro de familia. Si no tienes el mismo apellido que tus hijos y vas sin su padre, en muchos países es necesario presentar el libro de familia para demostrar que eres la madre (cuando viajas, nunca sabes lo que puede pasar).

Prepara un bolso de mano con artículos de primera necesidad al viajar con niños.

Aquí podemos poner desde pañales y biberones, agua, algo para comer, galletas, frutas, también mudas, un pequeño botiquín y no te olvides cuadernos para colorear, algún juguete blando.. Todo aquello que podamos necesitar al viajar con niños, así no tendremos que recurrir a abrir nuestro equipaje.

Prepara el equipaje de viaje perfecto.

ClicK aquí y aprende a preparar el equipaje de viaje perfecto

!La silleta imprescindible¡

Sí, aunque haya pasado mucho tiempo desde que se negó a sentarse en el carrito, verás que una silleta puede salvarte la vida durante tus vacaciones .

De hecho, es muy probable que camines mucho, mucho más de lo habitual. los niños pueden estar súbitamente cansados, incluso dormirse, especialmente si aún no han digerido la diferencia horaria. Nada es más doloroso que continuar la visita con un niño que llora y hay que llevarlo en brazos … ¡Un cochecito, rápidamente!

Viajar con niños pequeños en avión.

¿A qué edad puede volar un bebé?

Un bebé puede volar en un vuelo corto tan pronto como alcance la edad de una semana y al menos tres semanas para un vuelo de larga distancia. Sin embargo, es mejor consultar con el pediatra los planes de viaje.

Atención a los tímpanos.

Durante el despegue y el aterrizaje, el cambio de altitud provoca la descompresión a nivel de los tímpanos. El problema es que tu bebé no sabe cómo descomprimir. Única forma de evitar que sufra: ayúdalo a tragar. Dale el biberón, el pecho o el chupete con mayor frecuencia. Asegúrate de que tu hijo tenga la vía nasal despejada. Si tu hijo ha tenido o todavía tiene un resfriado, haz que su médico le revise los tímpanos. Y limpia su nariz unos minutos antes de aterrizar y despegar. Además, dále bebidas regularmente durante el viaje, porque la atmósfera es más seca en el avión, evitaras las deshidratación.

Atención al aire acondicionado.

El aire acondicionado está siempre encendido, así que no olvides llevar en tu equipaje de mano un chal y un gorrito para cubrirlo.

Cambiar pañales y alimentación.

Para el cambio de los bebés en el avión, no hay problema, todos los aviones, incluso los de las compañías de bajo costo, están equipados con un cambiador. Los aeropuertos también están equipados. Para las comidas, algunas compañías ofrecen comidas para bebés, recuerda que debes ordenar la comida al reservar o comprar el billete, a más tardar 24 horas antes de la salida. También es posible pedir que te calienten un biberón o un frasco de vidrio pequeño en un baño María. 

 

El viajar con niños implica otro ritmo.

No podemos estar cambiando de destino continuamente, es mejor elegir un lugar donde poder quedarnos unos días y reposar antes de iniciar otra etapa. Esto hará que los niños se adapten mejor, estén mas felices y no nos compliquen el viaje.

Respeta las horas de descanso y de alimentación.

Cuando viajamos solos, es habitual que trasnochemos y luego madruguemos para alguna excursión, al viajar con niños debemos cuidar los tiempos de descanso, si no queremos tener niños de mal humor, dormidos o causando problemas.

Aligera el programa de visitas y actividades.

Durante un viaje en familia, tenemos que aceptar que no podemos hacer todos lo que hacen todos. No más carreras de obstáculos, lista interminable de actividades o planificación ministerial . Recuerda que todos están de vacaciones y que las vacaciones se hacen sobre todo para descansar, relajarse y pasar un buen rato con la familia. Correr a la derecha a la izquierda eventualmente molestará a todos , y nadie se beneficiará. Por lo tanto, selecciona las actividades, y si tus hijos tienen la edad suficiente para elegir, ¡permíteles decidir lo que les gustaría hacer!

Al viajar con niños, cambia tus hábitos.

Evita los transportes públicos.

Tendrás que prescindir del transporte público y gastar un poco más en un transfer privado o en un taxi. El estado de ánimo de los pequeños con jet lag y las enormes maletas que te llevastes te lo aconsejaran. En resumen, todo el mundo está cansado y un último combate puede convertirse rápidamente en una tortura. ¡Toma un taxi! Está bien, es un gasto adicional, pero puede salvar la moral de las tropas. Y eso no tiene precio.

Elige hoteles bien ubicados.

No busques hoteles en la periferia para rebajar costos, al final te resultará  más caro. Al viajar con niños, es bastante práctico . Mejor permanecer en el centro de la ciudad, o cerca de los sitios de interés, para limitar las rutas. ¿Viajar con un bebé? Piensa que probablemente tendrás que organizar la siesta, así como elegir un buen alojamiento, ya que pasarás tiempo allí. 

Y nuestro último consejo: !BUEN VIAJE¡ Y !DISFRUTAR¡ 

Quizás también te interese

¡Suscribete a nuestro blog y sigue al día las últimas novedades!

Acepta la política de privacidad, más detalles aquí.