Valencia la ciudad del bienestar, 4 Razones para ir ya.

Valencia es la tercera ciudad de España, Madrid y Barcelona incluso Sevilla siempre le han restado el protagonismo que merece. Valencia es una ciudad desconocida o eclipsada a nivel internacional, (a pesar de haber sido reconocida por algunos medios como la “mejor ciudad del mundo para vivir”), y para muchos españoles, recordada en las fallas. Sin embargo Valencia está destacando y sobre todo para los extranjeros como la ciudad del bienestar.  

Y es que Valencia es la ciudad que tiene playas urbanas bañadas por el Mediterráneo, 300 días de sol al año, la música y la alegría metida en sus venas, una gastronomía que ha cruzado todas las fronteras (aunque sin conocer el origen, La paella es conocida en cualquier parte del mundo, pero pocos saben que es un plato típico valenciano), un patrimonio cultural y artístico envidiable, Valencia la ciudad que además se esta poniendo de moda por su vida relajada..¿Quien da más?. 

¿Cuales son las razones que hacen de Valencia la ciudad del bienestar?

1. Valencia la ciudad con numerosas actividades.

Los jardines del Turia, el gran pulmón urbano.

110 hectáreas ajardinadas y 9 Km. de largo, es el resultado de la obra que concluyó en 1986, para transformar el antiguo cauce de río Turia en un complejo de zonas verdes, parques temáticos, edificaciones culturales vanguardistas. El Jardín del Turia es un lugar de encuentro para valencianos y turistas repleto de fuentes, senderos, parques infantiles y espacios para practicar deporte, correr, jugar a fútbol, ir en bicicleta… o simplemente pasear.

Dentro de los jardines, encontramos varios parques temáticos como  es el de Gulliver, que es un parque de toboganes en el que los niños pueden deslizarse sobre Gulliver como si se tratara de Liliputienses.

En el parque podréis visitar también el Parque de Cabecera y el Bioparc, el Hemisférico y la Ciudad de las Artes y las ciencias en el lado opuesto. Con más de 330.000 metros cuadrados de extensión, el Parque de Cabecera acoge una gran variedad de actividades relacionadas con  la cultura, el ocio y el deporte.

El Parque de Cabecera se divide en cuatro zonas: El Bosque de la Ribera, la Plataforma Mirador, el Bioparc y el Parque de Atracciones. El Bioparc es el plato fuerte del Parque de Cabecera, dividido en dos partes por un puente que atraviesa el lago, en una situada la zona de ocio y restauración y en la otra un inmenso hábitat para numerosos animales salvajes, donde se recrean sus espacios naturales.

Recorre los jardines del Turia paseando, pero tienes otras opciones, una forma divertida sin cansarse mucho es alquilando unas bicis, y una segunda opción sería alquilando unos segways para poder ir de un lugar a otro divirtiéndose sobre estos peculiares vehículos.

Las playas urbanas. Playa del Cabañal (Las Arenas) y la Malvarrosa.

Valencia ciudad cuenta con playas acondicionadas con todo tipo de servicios. En cualquier momento del año y a pocos minutos del centro de la ciudad, encontramos las playas de las Arenas y la Malvarrosa, a las que podrás llegar a través de autobuses urbanos, tranvía, coche, o simplemente paseando o en bici. Junto a ellas el Paseo Marítimo, que se ha convertido en una de las zonas de ocio por excelencia donde se puede disfrutar paseando, patinando, corriendo o tomando el sol, y por supuesto, degustando espléndidas paellas y guisos de pescado fresco.

Playa de El Cabanyal (Las Arenas)

A pocos minutos del centro de la ciudad encontrarás la playa de las Arenas  con su impresionante y largo Paseo Marítimo, donde podrás disfrutar de una auténtica paella valenciana o unas tapas marineras.

Playa de La Malvarrosa

Situada al norte de la playa de Las Arenas, su amplitud y arena fina le hacen ser la playa urbana por excelencia. En ella se encuentra la recientemente rehabilitada Casa-Museo de Vicente Blasco Ibáñez, que nos transportará a la época del escritor valenciano.

El Parque Natural de la Albufera.

A tan solo 10 kilómetros de València se encuentra el Parque Natural de La Albufera, un ecosistema mediterráneo que aúna playas salvajes de dunas, con bosques, arrozales y un enorme lago por el que pasear en barca.

Es aquí donde se inventó la paella y donde pueden descubrirse otras delicias culinarias con productos de la zona, como el all-i-pebre o la llisa adobada. Para descubrir la biodiversidad de la zona, nada mejor que recorrer a pie o en bici alguno de los seis itinerarios señalizados por el parque.

Se trata del lago más grande de España y una de las zonas húmedas más importantes de la península ibérica. Un paraje de gran interés ecológico en el que hibernan especies únicas de aves acuáticas. Sus ricas aguas han servido tradicionalmente de sustento a pescadores y cultivadores de arroz, dando origen a una suculenta gastronomía.

Acércate al poblado de El Palmar, escenario que inspiró numerosas obras de Blasco Ibáñez. Aquí podrás descubrir típicos platos valencianos como la Paella, el Arrós a Banda, o el All i Pebre -confeccionado con anguilas del lago. Tras la comida, nada mejor que un tranquilo paseo en barca por la Albufera, contemplando las tonalidades rojizas y doradas de la puesta de sol sobre las aguas.

2. Valencia la ciudad con gran cantidad de monumentos artísticos y una gran cultura.

 

Los monumentos más visitados de Valencia.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias.

La cara más moderna de Valencia es la que se nos muestra en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Este complejo arquitectónico, cultural y de entretenimiento lleva el sello del controvertido Santiago Calatrava y merece la visita.

Entre los edificios que lo integran destacamos el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, inspirado en el esqueleto de un dinosaurio y el Oceanogràfic, el acuario oceanográfico más grande de EuropaNo te pierdas tampoco L’Hemisfèric (una sala de proyecciones de cine con planetario), L’Umbracle (un paseo ajardinado cubierto por arcos con una galería de arte al aire libre), el Palacio de las Artes Reina Sofía ni la plaza cubierta del Ágora.

 La Catedral de Valencia. 

Ubicada en pleno centro histórico de Valencia y cerca de uno de los barrios más concurridos de Valencia, el Barrio del Carmen, en su interior se guarda el Santo Grial.

El Miguelete. 

El campanario más famoso de Valencia se encuentra en La Catedral. Se puede visitar y subir por sus estrechas escaleras para acceder a lo más alto y tener unas vistas espectaculares de la ciudad.

La Lonja, Casa de Cambio y el Mercado de la Seda.

No es de extrañar pues el edificio era la antigua lonja de mercaderes, en el gótico valenciano. Su interior llama la atención por sus columnas. Además tiene un pequeño jardín. La Lonja es Patrimonio de la Humanidad (UNESCO).

 

El Mercado Central.

La mezcla de olores hacen del Mercado Central de Valencia un lugar único. Se trata de uno de los mercados más grandes del mundo con cerca de 900 puestos en su interior.

 

Las Torres de Serranos.

Una de las entradas a la ciudad de Valencia por la antigua muralla. Se pueden visitar y realizar magníficas fotografías. Las Torres de Serranos están consideradas como las puertas góticas más grandes de Europa.

Museo de Bellas Artes San Pío V.

Es una de las pinacotecas más importantes de España. Tiene colecciones de pintores valencianos, aunque también cuenta con cuadros de El Greco, Velázquez, Murillo y Goya.

Mercado de Colón: 

Construido entre 1914 y 1916 por el arquitecto Francisco Mora Berenguer y reformado en 2003, constituye uno de los principales puntos de ocio preferidos por los valencianos y los visitantes. En él, podrás disfrutar de los productos de calidad de sus puestos y de la gastronomía variada que ofrecen sus restaurantes.

3. Valencia la ciudad con una gastronomía mediterránea propia.

Otra razón por cual Valencia  ostenta el galardón de la ciudad para vivir mejor del mundo. Caracterizada principalmente por la utilización de productos típicos de la dieta mediterránea, verduras, pescado y aceite de oliva y como elemento base un cereal, el arroz. De todos los platos que componen la cocina valenciana, el más conocido internacionalmente es la paella, un guiso de arroz seco, cocinado en una paella (sartén metálica poco profunda con asas que cede su nombre al plato) sobre un fuego de leña (preferiblemente de naranjo) preparado al efecto.

Hay numerosas variantes de este plato como: Arroz negro, arroz a banda, Esgarraet, arroz con judías y nabos, arroz al horno..

Otro producto típico es la Horchata, bebida refrescante hecha a base de agua, azúcar y chufas remojadas, además se le añade algún producto aromático, como corteza de limón o canela. Ningún sitio como Valencia para degustar este refresco dulce.

4. Valencia la ciudad con un clima mediterráneo típico.

Esta es una de las razones que mas caracterizan a Valencia la ciudad del bienestar, su clima típicamente mediterráneo, con inviernos suaves y veranos calurosos y que garantizan 300 días de sol al año.

En resumen: Valencia la ciudad que lo tiene todo, el mar mediterráneo bañando sus playas, una ciudad con unas infraestructura que permiten montones de actividades, monumentos artísticos impresionantes, una gastronomía típica e innovadora excelente y más de 300 días de sol al año, !no necesitas mas para convencerte¡. 

Nuestro hotel recomendado en Valencia la ciudad del bienestar.

Elegir una zona céntrica de Valencia, es una opción acertada, si el hotel está a unos pasos de la plaza del ayuntamiento, al lado de la plaza de toros,  de la estación del norte, si tenemos los jardines de Turia a unos metros, es un éxito. Es el caso del Hotel Zenit Valencia un hotel de 4**** con una relación calidad precio inigualable en la ciudad.

 

Quizás también te interese

¡Suscribete a nuestro blog y sigue al día las últimas novedades!

Acepta la política de privacidad, más detalles aquí.