Viajar con tu pareja, mejora tu relación. 7 razones.

Viajar con tu pareja puede hacer que tu amor sea más fuerte.

Viajar con tu pareja puede ser una de las experiencias más gratificantes. Una forma de celebrar y apreciar a nuestro ser querido, nuestra mejor mitad, nuestra alma gemela. También es la hora de detenerse y pensar de qué manera podemos mejorar nuestra relación, qué podemos agregar a ella y cómo podemos redescubrirnos una vez más. Encuentro que viajar es una de las mejores maneras de reconectarme con alguien que amo y he aquí por qué …

1. Viajar con tu pareja mejora la intimidad. (Y tu vida sexual)

La falta de interés sexual por parte de nuestra pareja es otra consecuencia del estrés cotidiano y de la rutina. Muchas parejas se separan por la falta total de interés, hasta un punto de no retorno.

¿Sabías que las parejas que viajan a menudo tienen una vida sexual mejor y más íntima que aquellas que no viajan? Sí, amigos, una  encuesta realizada por la US Travel Association en 2013 publicó que al viajar con tu pareja es más probable que  exista un impulso romántico en tu relación. Y de acuerdo con la encuesta, el 77 por ciento de los que viajan con su pareja han admitido que tienen una vida sexual buena, feliz e íntima.

2. Viajar con tu pareja, fortalece la relación.

Cuando viajas con tu pareja, te enfrentas a un montón de desafíos, experiencias y obstáculos que nos ayudarán a desarrollar un vínculo mucho más fuerte que el vínculo creado a través de las películas de Netflix o las compras online. Ya sea que estemos buceando con los tiburones en Ciudad del Cabo o en una gran ciudad como Nueva York, las experiencias en tu viaje como pareja te brindan muchas oportunidades para el crecimiento de la relación. Además, los viajes pueden poner a prueba la fuerza de nuestra relación, el salir victoriosos de situaciones complicadas refuerza los lazos con nuestras parejas.

3. Viajar con tu pareja, hará que se creen  y podáis compartir momentos inolvidables.

Cuando viajamos con nuestro ser querido, enriquecemos nuestra vida de muchas maneras. Estamos escribiendo historia, creando momentos y aventuras increíbles que siempre recordaremos con cariño. Nuestras relaciones se nutren de todas las experiencias vividas durante un viaje y también de los recuerdos.

4. Viajar con tu pareja hará que descubras su verdadero carácter.

¿Hacia una relación seria? Vale, asegurémonos de tener un viaje de aventura  con él o ella antes de comprometernos. Viajar, de muchas maneras, puede alejar a nuestras parejas de su zona de confort, lo que nos permitirá descubrir los rasgos positivos y negativos.

Además, la combinación de un choque cultural y el agotador ritmo de los días de alguna manera puede sacar a la luz algunos de los rasgos profundamente ocultos del personaje de nuestro compañero. Es por eso que debemos vigilar cómo actúa nuestro ser querido con el personal del hotel, los auxiliares de vuelo o los camareros durante nuestro periplo juntos en la carretera.

Tratemos de aprender cómo reacciona nuestro ser querido ante los desafíos, la frustración y el cambio repentino de planes. Miremos qué apoyo nos brinda cuando nuestra mochila se hace demasiado pesada para cargarla, qué malhumorada se siente cuando se cancela el viaje en tren o qué humorístico puede ser cuando descubre que la increíble casa de huéspedes que reservamos en línea es realmente un basurero.

Hablando de los problemas que surgen en los viajes, inevitablemente con nuestros compañeros, es mu útil que leas esto: Como llevarte bien con tu compañero de viaje.

5. Viajar con tu pareja, tiene muchas ventajas.

Viajar con tu pareja es mucho más económico que viajar solo, ya que compartirás  los costes de las comidas, tarifas de taxi, actividades y alojamiento.

Seamos realistas, las situaciones horribles y los eventos imprevistos son casi inevitables cuando viajamos. Bolsas robadas, reservas pérdidas, viajes en tren perdidos y vuelos retrasados ​​son solo algunas de las cosas desagradables que pueden suceder en la carretera. Afortunadamente, tenemos a alguien con nosotros para aclarar las cosas y aliviar la situación.

Los viajes largos en autobús y los vuelos son más divertidos y entretenidos cuando tenemos a nuestra persona favorita sentada a lado. Honestamente, es mucho mejor que leer una novela sobre vampiros y hombres lobo, o jugar nuestro juego favorito en el teléfono.

Es agradable tener a alguien de confianza para que cuide nuestro bolso y nuestras pertenencias personales, mientras echamos la siesta o vamos al baño.

Viajar en pareja nos permite compartir la carga de la planificación de  viajes y la toma de decisiones. Más importante aún, mejora nuestra posibilidades de tomar las decisiones correctas.

6. Viajar con tu pareja, sirve para redescubrirte y poder crecer personalmente.

Si hemos estado en una relación durante mucho tiempo, ya sea por que nos sentimos estancados o nos parezca que ya no nos aporta nada, viajar siempre abrirá terreno para el crecimiento cuando estemos en un entorno nuevo. La rutina puede matar muchas relaciones. La vida cotidiana, el estrés, la hipoteca, el jefe exigente: todo lo que pueda afectarnos negativamente puede posponerse mientras viajamos. Así que se nos presentará un lienzo nuevo en el que podemos pintar una imagen nueva. 

7.- Viajar con tu pareja, te brindará muchas oportunidades para plantear temas complicados.

¿Alguna vez te has preguntado qué pasó con la relación anterior de tu pareja? Excursiones en barco, caminatas, viajes en tren, viajes en avión y largos recorridos en automóvil son los mejores momentos para tener discusiones profundas y significativas con nuestra pareja. Por supuesto, podemos preguntarle a nuestro ser querido sobre sus relaciones pasadas, sus metas futuras y su infancia problemática, el ambiente distendido e íntimo, hará que nos resulte mucho más fácil.

Quizás también te interese

¡Suscribete a nuestro blog y sigue al día las últimas novedades!

Acepta la política de privacidad, más detalles aquí.