Viajar embarazada. 5 consejos fundamentales.

Viajar embarazada. ¿Que debo tener en cuenta?

Las mujeres embarazadas ya son muy conscientes de lo que le está sucediendo a su cuerpo a diario, pero no hay nada como un viaje de trabajo o unas vacaciones para preocuparse. ¿Era ese queso que acabo de comer pasteurizado? ¿Debo preocuparme por la trombosis venosa profunda cuando vuelo?. Estas y muchas otras preguntas rondan por su cabeza al viajar embarazada

Sé consciente de la zona de exclusión aérea al viajar embarazada

Es perfectamente seguro volar mientras estás embarazada, pero “se dice que es un inconveniente para todos los involucrados dar a luz en un avión, por lo que lo ideal es evitar viajar al final del embarazo (después de 36 semanas)”, aconsejan los médicos. Algunas aerolíneas requerirán un certificado médico para volar después de 36 semanas; Otros ponen la fecha anterior, a las 28 semanas. Consulta con tu médico y con la aerolínea correspondiente antes de despegar. (Por ejemplo, generalmente se deja de volar después de 28 semanas).

La mujer al viajar embarazada también tiene un riesgo ligeramente mayor de trombosis venosa profunda (coágulos de sangre, generalmente en las piernas), por lo que, ya sea que estés conduciendo o volando, intenta flexionar las piernas con frecuencia, levantarte y moverte cada hora o dos, Idealmente, no estés sentada más de seis horas por día. Algunas viajeras apuestan por los calcetines de compresión para ayudar a mantener la circulación en movimiento. Y beber mucha agua.

Al viajar embarazada evita los destinos con riesgo del virus Zika.

No juegues con el Zika: el virus transmitido por mosquitos (que también puede transmitirse sexualmente) puede causar defectos congénitos graves, como la microcefalia, una afección que afecta al desarrollo del cerebro en el fetoComo tales, los médicos y los organismos de salud advierten que las mujeres embarazadas deben evitar los países endémicos de Zika; desafortunadamente, hay muchos lugares endémicos. El Zika alcanzó su punto de máxima expansión en el 2016, pero aún es endémico esencialmente en todos los países de América Central, América del Sur, el Caribe, muchos países de África y el sur y sureste de Asia .

Al viajar embarazada, ten en cuenta que vacunas o medicamentos están aconsejados  y cuáles no.

Si, por ejemplo, vas a un safari en una zona de malaria, la mefloquina médica contra la malaria se “aprueba en los tres trimestres”. Los médicos también suelen recomendar la vacuna contra la gripe, aunque en todos los casos debes consultar con tu ginecólogo sobre su idoneidad. 

De cualquier forma “las vacunas vivas se evitan durante el embarazo”. “Estas incluyen el sarampión, las paperas, la rubéola, la fiebre tifoidea oral, la fiebre amarilla, la polio oral, la BCG para la tuberculosis, la varicela, etc”.

No debes bucear.

Parece Obvio, dado los cambios de presión, pero aun así ¿quién lo sabía?. El buceo tiene el potencial de aumentar el riesgo de aborto involuntario, opta por nadar en su lugar.

No intentes hacerlo todo, al viajar embarazada.

Estar de viaje no te da vía libre en tu embarazo para comer, beber y divertirte como desees. Aprende a preguntar si un queso está pasteurizado en el idioma local; estar al tanto de la clínica u hospital más cercano; e intercambiar una actividad cada día con una siesta. El desfase horario y el embarazo son dos buenas razones para quedarse un poco más en la cama y descansar en un lugar nuevo.

¡Disfruta de tu viaje embarazada!

Quizás también te interese

¡Suscribete a nuestro blog y sigue al día las últimas novedades!

Acepta la política de privacidad, más detalles aquí.