Viajar con mascotas. Consejos y normativas.

Viajar con mascotas, consideraciones antes de partir.

Hemos decidido viajar con mascotas, deberemos tener en cuenta algunos detalles que nos evitarán sorpresas desagradables. Lo más recomendable es, siempre que sea posible, planificar el viajar con mascotas con tiempo y tener en cuenta sus necesidades especiales y las limitaciones que podemos encontrarnos en algunos casos.

  • Asegurate que el destino elegido es compatible con tu mascota, esto evitara situaciones de estrés para ti y también para tu mejor amigo. Si decides que vale la pena que viaje contigo, lo siguiente es escoger dónde ir y, por supuesto, pensar en un destino en el que pueda disfrutar como tú. Infórmate previamente de las facilidades que encontrarás a la llegada; de si hay zonas en las que, en el caso de un perro, podrá correr libremente; de si tienen restricciones, de si el clima será el adecuado…
  • Conoce el temperamento de tu mascota. No todas las mascotas disfrutan al viajar. Si te vas de vacaciones y no es probable que puedas pasar mucho tiempo con tu perro, puede que esté más feliz en casa que en una jaula en el hotel. La Humane Society señala que, por regla general, los gatos casi siempre están mejor en su propia casa. Por supuesto, si te estás mudando, definitivamente debes llevar a tu mascota. Pero para vacaciones y viajes recreativos, utiliza tu criterio.

Preparaciones para viajar con mascotas.

Las familias viajan con mascotas por muchas razones. Cualquiera que sea la razón para viajar con tus animales, es seguro que irá mejor con un poco de preparación.

  • Programar un chequeo previo al viaje. Asegúrate de que tu mascota esté al día con las vacunas, los medicamentos y la prevención de pulgas. Consulta a tu veterinario dentro de los 10 días antes de la partida para confirmar que tu mascota está lo suficientemente saludable para viajar y obtener un certificado de salud. Incluso si tus planes de viaje no requieren específicamente un certificado de salud, es mejor prevenir que lamentar.

  • Consulta la sedación con tu veterinario. La mayoría de las mascotas viajan bien sin ningún medicamento, pero si crees que un sedante hará que tu mascota se sienta más cómoda en un viaje largo, asegúrate de consultarlo primero con tu veterinario. Si bien algunos animales se benefician de los sedantes, pueden alterar el ritmo cardíaco y respiratorio y provocar lesiones si su equilibrio se ve afectado. Asegúrate de sopesar los pros y los contras antes de tomar una decisión. Los sedantes deben ser un último recurso.
  • Investiga el veterinario o la clínica veterinaria más cercano al que viajarás. Escríbelo con anticipación y guárdalo con tus otros papeles.

  • Haz que tu mascota se acostumbre a la jaula o portador Si vas a utilizar un transportador, déjalo en la casa y deja que tu mascota explore el interior. Ponle golosinas en ella. De esa manera, tu mascota lo aceptará como un espacio seguro y cómodo antes de partir.
  • Ensayar con recorridos cortos. La mejor manera de tener una buena experiencia al viajar con mascotas es aclimatarlas antes de tiempo. Comienza con unidades de tiempo cortas y luego aumenta el tiempo gradualmente. Deja que se acostumbren al movimiento del vehículo.

  • Visita al aeropuerto o terminal. Antes de viajar en avión, tren o autobús, es una buena idea visitar el aeropuerto o la terminal y pasear a su mascota. Deje que se acostumbren a las imágenes, los sonidos y los olores. Premia a tu mascota y habla con dulzura.
  • Sal a dar un buen paseo antes de embarcar . El día del viaje, deja que tu mascota queme algo de energía caminando o corriendo antes de abordar el avión o arrancar el automóvil. Muchos aeropuertos tienen “zonas de recreo para mascotas” para ir al baño, pero una tanda rápida de ejercicio en el exterior podría ser aún mejor. Si tu perro está cansado, será más probable que se relaje rápidamente una vez que comience el viaje.

El medio de transporte para viajar con mascotas.

Es imprescindible que al elegir el medio de transporte tengas en cuenta los requisitos de cada uno de ellos. En cualquier caso, opta siempre por transportín -la típica jaula de viaje-. Tal vez no sea especialmente de tu agrado, pero piensa que aunque viajes en tu vehículo particular, tu mascota estará mucho más segura en esta especie de caja, ya que la protegerá y evitará que se convierta en un proyectil en caso de impacto.

Documentación para viajar con mascotas.

VIAJAR EN EUROPA

  • Lo primero que necesitamos es tener el “Pasaporte para Animales de Compañía“. Es un documento estandarizado para toda Europa. Básicamente es la cartilla de vacunación actual que debería de tener vuestro perro.
  • Tener vuestro animal identificado mediante el microchip obligatorio.
  • Mantener al día la vacuna de la Rabia. Una al año.
  • Si vuestra mascota es aún un cachorro, debéis de tener en cuenta que solo esta permitido el tránsito de animales con un mínimo de 10 semanas y tener todas las vacunas correspondientes a su edad.

VIAJAR FUERA DE LA E.U.

  • En nuestro caso, para viajar hasta Asia con nuestro perro, decidimos darle una dosis recordatoria de la vacuna tetravalente y rabia.
  • Desparasitación completa.
  • Certificado de buena salud, expedido por vuestro veterinario. Es una hoja sellada por el Colegio Oficial de Veterinarios, que confirma que el perro ha sido revisado y esta en perfecto estado antes del viaje.  Tiene un coste de 25€ aprox.
  • También está recomendado hacerle una analítica de sangre -unos 150€-.  En Europa no es necesario, pero viajando por tierra cada frontera es un mundo y puede facilitar mucho las cosas. 

Viajar con mascotas en avión.

Según informa Aena, los animales domésticos pueden ser aceptados como equipaje en los aviones, abonando la tarifa correspondiente, que varía en función de la aerolínea. Por ejemplo, Iberia cobra 120 euros por llevar a la mascota en la bodega en vuelos nacionales, en Europa, África y Oriente Medio; el coste sube a 300 euros para vuelos de América y Asia.

Como norma general, estos animales deben ir facturados y estibados en la bodega del avión, donde irán colocados en un recipiente o contenedor que puede ser obtenido en algunas compañías aéreas.

Sin embargo, debidamente acondicionados, los animales pueden viajar en ocasiones con sus dueños en la cabina de pasajeros, respetando tanto las medidas máximas del recipiente como las condiciones de peso máximo permitido, aplicadas por la compañía aérea.

El gestor aeroportuario recomienda comunicar la intención de llevar un animal doméstico a bordo cuando realices la reserva o compres el billete.

Algunos consejos al viajar con mascotas en avión.

  • Ten cuidado de volar con animales como bulldogs, pequineses o gatos persas que tienen los orificios nasales muy cortos (el término médico es “braquicéfalo”). Estas mascotas tienen los pasajes nasales más cortos, que los hacen especialmente vulnerables a la falta de oxígeno y al golpe de calor. Consulta con su veterinario antes de volar en la cabina de un avión. Estas mascotas no deben viajar en bodegas de carga.

  • El tamaño de su perro es el factor más importante a la hora de llevarlo a la cabina con usted. Las aerolíneas tienen regulaciones estrictas cuando se trata del tamaño de los transportistas de mascotas. Deben poder caber debajo del asiento frente a usted. No intente hacer que su cachorro se ajuste en un portador que sea demasiado pequeño para él. Por lo general, los perros de alrededor de 9 kg. o menos pueden caber cómodamente en portadores de mascotas aprobados por la aerolínea.
  • Recuerda que tu portador de mascotas es ahora tu equipaje de mano. Eso significa que solo puedes llevar otro artículo personal en la cabina y tendrás que guardarlo en el portaequipajes para mantener a tu mascota a tus pies. Considera obtener un transportin con bolsillos adicionales para tu libro, teléfono o tarjeta de embarque.

  • Prepárate por si hace frío a bordo. Algunos aviones tienen acondicionadores de aire en el suelo, que pueden enfriar a tu mascota durante el vuelo. Puedes llevar alguna prenda de abrigo o una de sus camisetas. El aroma familiar será reconfortante y le permitirá entrar en calor.
  • No te alarmes si tu mascota no quiere comer, beber o jugar con juguetes durante el vuelo. Incluso los animales más tranquilos pueden ponerse ansiosos en un avión. Al igual que los humanos, las mascotas nerviosas pueden no estar interesadas en alimentos o juguetes. No lo empujes. La mayoría de los animales están bien sin comida ni agua durante unas pocas horas.

Viajar con mascotas en tren.

Renfe permite viajar con animales en AVE, Larga y Media Distancia, siempre que no se opongan el resto de clientes. El transporte se limitará a pequeños animales de compañía, entendiendo como tales, perros, gatos, hurones y aves (no de corral), cuyo peso máximo no exceda de 10 kilogramos.

Se admitirá como máximo un sólo animal por viajero, siempre dentro de una jaula, o transportín u otro tipo de contenedor cerrado, cuyas dimensiones máximas no superen 60 x 35 x 35 cm., y que dispongan de algún dispositivo que permita contener y retirar los residuos.

De forma general, el transporte será gratuito cuando el viajero que los lleve a su cargo tenga un billete en clases Preferente sentada, Club, cama Preferente, cama Gran Clase y Butaca Gran Confort. Para el resto de clases se establece un precio correspondiente al 25% del asiento de clase Turista según el trayecto y tipo de tren correspondientes.

Si vas a viajar con mascotas en autobús.

En el caso de que optes viajar con tu mascota en el autobús, esta deberá ir dentro de un transportín en la bodega del vehículo. Algunas compañías, como Alsa, tienen limitados a uno el número de animales que pueden viajar en el autobús.

En el caso de Avanza Bus, ofrece en los autobuses ‘Exprés Multimedia’ la posibilidad de llevar a tu mascota en un habitáculo con ventilación y climatización especial.

Viajar con mascotas en barco.

Cada compañía naviera posee su propio reglamento para viajar con animales domésticos a bordo de un barco. Fundación Affinity indica que las mascotas suelen viajar en una zona del barco acondicionada, aunque empresas como Trasmediterránea o Baleària también dan la posibilidad en los buques rápidos de que el animal vaya en un transportín si es de pequeñas dimensiones, o con collar, bozal y correa si es demasiado grande para entrar en una jaula.

Viajar con mascotas en coche.

La normativa del D.G.T: es vaga al informar de que método debes utilizar para viajar con mascotas en coche: Deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos.

La posibilidad de sanción es de hasta 200€

Un estudio de RACE en el que analizan los diferentes métodos de transporte de mascotas. La conclusión es que si tu perro es pequeño, la forma más segura para viajar es utilizando un transportin encajado en el hueco de los pies de los asientos traseros o con el transportín en el maletero y con una rejilla divisoria, la mejor opción sobre todo para perros grandes. 

Estos son los diferentes métodos que han probado en un “crash-test” a 50km/h:

  • Perro Suelto: Esta es la forma más peligrosa de viajar con tu perro en coche. Las probabilidades de lesionar a los ocupantes y que fallezca en un accidente de tráfico son muy altas.
  • Arnés de un Solo Enganche: Algo más seguro, pero sigue siendo peligroso, sobre todo si el enganche se rompe, repitiendo el primer escenario
  • Arnés de Dos Enganches: Esta opción es bastante práctico con perros grandes.Pero es muy importante recordar que se deben de usar con un sistema de unión en corto, para evitar que colisionen con los asientos delanteros y produzca daños graves en nuestra mascota y en nosotros.
  • Transportín Sujeto con el Cinturón de Seguridad: Aun pareciendo algo mas segura, también es bastante peligrosa puesto que el transportin puede destrozar los puntos de anclaje de los cinturones de seguridad, provocando grandes daños.

  • El transportín Colocado en Suelo del Vehículo: Si vuestra mascota es relativamente pequeña y su transportin cabe en el hueco de los pies de los asientos traseros, según la DGT, este es el método más seguro para viajar con perros en coche.
  • Transportín en el Maletero: Esta alternativa tal vez sea algo más segura para los ocupantes del vehículo, aunque puede golpear en la parte trasera de los asientos posteriores generando graves daños. Por eso lo mejor es colocar el transportín de dirección transversal a la marcha.
  • Rejilla Divisoria: La rejilla divisoria separando la cabina del maletero, permite a nuestro perro viajar con bastante espacio y comodidad. Pero en caso de accidente puede ocasionar graves daños a vuestro perro dependiendo de su postura en el momento del impacto.Para evitarlo,lo ideal es combinar el transportin con la rejilla divisoria.

Al viajar con mascotas en coche también debes tener en cuenta:

  • ¡Mantén su cabeza adentro! Los cachorros a los que se les permite asomar la cabeza por la ventana pueden lesionarse con los desechos de la carretera o enfermarse por el aire frío que se precipita hacia sus pulmones. Nunca transportes una mascota en la trasera abierta de una camioneta.
  • Nunca jamás dejes a una mascota sola en un coche aparcado. La temperatura en los coches puede elevarse mortalmente. En un día de 30 grados, el interior de un automóvil puede subir a 50 grados. 
  • Haz descansos frecuentes. Es una buena idea parar cada 2 horas aproximadamente para dejar que tu mascota se estire. Busca áreas de descanso con zonas para mascotas. Después de que tu perro haga sus necesidades, puedes jugar  o hacer una sesión rápida de entrenamiento de obediencia para quemar energía y defenderse del aburrimiento. 

Alojamientos y hoteles que admiten mascotas.

Afortunadamente cada vez existen más establecimientos pet friendly , es decir, que aceptan alojar mascotas, por lo que seguro que en función de tu destino, podrás elegir entre hoteles, hostales, casas rurales, campings… Tú mismo. Sólo debes tener en cuenta cuál será más cómodo para ambos. Una vez localizado el que más te guste, comprueba si tiene requisitos de peso o volumen, ya que algunos alojamientos los imponen. Habitualmente, los establecimientos que aceptan animales de compañía ya están preparados para atenderlos y además suelen ofrecer a sus huéspedes información de actividades adecuadas a ellos, zonas de paseo

Si te alojas en un hotel, intenta que tu mascota pase el mínimo tiempo posible sola en la habitación, lo que minimizará el riesgo de que pueda molestar a los vecinos o pueda causar algún tipo de desperfecto. Y si te decides por un camping, es importante que seas especialmente cuidadoso y limpies con frecuencia las zonas de uso de tu mascota.

Una cadena hotelera pet friendly española: Zenit hoteles.

Aquí puedes ver todos los hoteles donde puedes viajar con mascotas

TU MASCOTA Y TÚ SIEMPRE JUNTOS

Queremos que puedas viajar con tu mascota por toda la geografía española.

Zenit hoteles de las primeras cadenas hoteleras en acoger la marca Pet Friendly. En casi todos nuestros hoteles se permite el alojamiento con mascotas (perros y gatos).

Su política con las mascotas: “Pensamos que es una fórmula estupenda para poder viajar en familia a las grandes ciudades, bien sea para una escapada o para disfrutar de unas vacaciones”.

Destinan unas habitaciones especificas a los huéspedes pet friendly.

Normativa:

1. El programa está destinado a perros y gatos domesticados, hasta un máximo de 25 kg.

2. Deberán traer una correa o un bolso de transporte para las mascotas quienes deben estar controladas con una correa o en sus respectivos bolsos mientras están fuera de sus habitaciones.

3. Cuando se proceda a realizar la limpieza de la habitación o se presta cualquier otro servicio dentro de la misma, se deberá retirar a la mascota de la misma, o bien tendrán que estar dentro de su bolso de transporte o controladas con la correa por sus dueños.

4. Deben desechar los residuos de sus mascotas. Las mascotas no tienen acceso al restaurante ni otras áreas donde se sirve comidas y bebidas.

5. Deberá contar con toda la documentación legalmente necesaria en el momento del check- in, pudiendo ser requerida en cualquier momento por la dirección del Hotel.

6. El huésped es responsable de los ruidos que las mascotas puedan hacer y se asegurarán que las mascotas no interrumpan o afecten la tranquilidad de los otros huéspedes. Si el hotel determina que la mascota afecta a los otros huéspedes del hotel, el hotel podrá solicitar, a su absoluta discreción, que la mascota sea hospedada fuera del hotel.

7. El hotel puede excluir a una mascota si el hotel considera que esta es peligrosa o que puede llegar a asustar, dañar o afectar la estancia de los otros huéspedes.

Enlace Zenit Hoteles Pet friendly

Quizás también te interese

¡Suscribete a nuestro blog y sigue al día las últimas novedades!

Acepta la política de privacidad, más detalles aquí.