Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas

Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas. Chris Haslam es el redactor jefe de viajes ganador de múltiples premios en The Sunday Times, además de un gran amante y conocedor de España, basándose en la lista de la asociación española ‘Los 104 Pueblos Más Bonitos de España’. Haslam ha confeccionado una selección según los criterios de «destinos que se encuentran en las zonas más profundas y rurales de España, y ofrecen carácter en lugar de lujo, así como comida y vino locales fabulosos, y un encantador desdén por la revolución digital».

Chris, destaca que no ha sido fácil elaborar la selección: «Hay 7.582 municipios con una población de 15.000 habitantes o menos, y podrías discutir hasta que las vacas vuelvan a casa sobre cuál tiene el castillo más espectacular o la plaza más encantadora, o cual evoca la mejor magia con flores, agua, sol y sombra».

Formar parte del selecto club de los pueblos más bellos de España, tiene sus ventajas y desventajas afirma Haslam: «Las recompensas potenciales para los más pobres son enormes, pero también lo son las molestias del exceso de turismo. No muy lejos de la Costa Blanca, el pueblo que desafía la gravedad de El Castell de Guadalest, de 217 habitantes, recibe dos millones de excursionistas al año, así que ten en cuenta que en temporada alta y los fines de semana podrías ser parte del problema en lugar de la solución».

Es muy valioso que se pongan en valor estos tesoros escondidos, sin menospreciar los destinos como Benidorm, Magaluf o Ibiza, por nombrar algunos de los mas populares a nivel internacional, y que suelen atestarse por el turismo procedente de toda Europa.

1. Agulo, La Gomera. (Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas)

Con su característica playa de rocas negras y sus preciosas plantaciones de plátanos en terrazas. La topografía circundante, la belleza colonial de este pueblo con sus calles empedradas, te puede a veces a trasladar a Perú. No te pierdas las caminatas por los senderos señalizados con vistas a Tenerife y el Teide. Visita los bosques tropicales del Parque Nacional de Garajonay o relájate perdiéndote por este encantador pueblo.  

2. Alcudia, Mallorca.

En el extremo septentrional de Mallorca, entre las bahías de Pollença y Alcudia. Alcudia con sus reminiscencias romanas, barrios medievales y renacentistas, sus almenas que la circundan y sin olvidarse de una sofisticada cultura de tapas, hacen de este maravilloso pueblo un remanso de paz, donde pasar más que la típica visita de un día y alguna compra innecesaria, según el diario británico.

3. Almonaster la Real, Huelva. (Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas)

«The Times» destaca esta maravilla escondida en Huelva, la provincia andaluza olvidada. La mezquita que se encuentra en la cima del pueblo que data del siglo X; la plaza de toros contigua está construida sobre el antiguo patio de armas del castillo.  Y subraya que no te puedes perder, lo que esta tierra llena de encinas y cerdos ibéricos produce, «el jamón que se derrite en la boca» 

4. Genalguacil, Málaga.

Chris Haslam destaca que la MA-8304 que conduce desde Estepona a Genalguacil, es una de las carreteras más bonitas (bosques de Pinsapos la rodean) o más aterradoras de España (estrecha y con curvas pronunciadas). Genalguacil por su parte, es un tranquilo pueblo con una notable vocación por el arte, de hecho se le llama «el pueblo museo».  Cada dos años el ayuntamiento organiza los “Encuentros de Arte” del Valle del Genal, este acontecimiento tiene lugar ¡el 15 de agosto!, inexplicable para Chris, dado el infernal calor…

5. Pampaneira, Granada. (Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas)

El diario británico señala que 3 de los pueblos más bonitos de España, se encuentran en menos de 4 Km.: Pampaneira, Bubión y Capileira, pero advierte que en verano y especialmente los fines de semana, están abarrotados. Sin embargo su belleza bereber, sus casas encalados, geranios, sus manantiales merecen absolutamente la pena. Destaca que puedes visitar los tres pueblos caminando, dada su proximidad.  

6. Lucainena de las Torres, Almería.

De Lucainena resaltan, su perfección, sospechosamente bonito en medio del desierto de Tabernes, todo esta impecable, casas encaladas, macetas milimétricamente colocadas y la gente muy, muy amable. «Es casi como si te hubieras topado con un set de filmación en el desierto en el que eres la estrella involuntaria».

7. El Castillo de Guadalest, Marina Baixa. (Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas)

El Castell de Guadalest, en la Marina Baixa de la Costa Blanca, ha tenido una historia convulsa. Arrasado por los terremotos, abandonado por los moriscos y bombardeado durante la Guerra, visitarlo y luego (textualmente): «La magia comienza después de que los excursionistas se han ido: comenzando con una copa de tinto en la plaza mientras los vencejos chillan en lo alto». 

8. Morella, Castellón.

Morella se encuentra en zona de trufas, en la zona valenciana del Maestrazgo. De ella resaltan: Dominada por un castillo del siglo XI que se dice que fue reconstruido por El Cid, sus impresionantes defensas de doble muralla, sus calles angostas y llenas de tiendas artesanales. Destacan la calidad de sus quesos:  el de leche de oveja, leche cruda, o el queso de cabra infundido con trufa.

9. Tazones, Asturias. (Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas)

El medio ingles señala las similitudes de este pueblito de pescadores asturiano, a los de Robin Hood’s Bay, o Gorran Haven en Gran Bretaña, con sus casitas apiñadas junto al puerto, su climatología. No perderse los días recorriendo la Ruta de Carlos V que sigue el meandro del río Villaviciosa hacia el interior a través de hermosos bosques y las noches bebiendo sidra y comiendo vieiras en las tabernas del pueblo.

10. Setenil de las Bodegas, Cádiz.

El periodista dice socarronamente: «Cuando vivir en cuevas pasó de moda en otras partes de Europa, los ciudadanos de Setenil, simplemente construyeron fachadas tipo casa en las suyas y continuaron con normalidad». Recomienda no llegar en coche, aparcar en el vecino pueblo de Alcalá del Valle y caminar hasta Setenil a lo largo del hermoso Arroyo de los Molinos.

OFERTA

Reserva ahora y disfruta cuando quieras - Tarifas Flexibles, sin gastos de cancelación - Nuestro precio mínimo garantizado - Un 5% de descuento adicional con el código: FANFACEBOOK - Parking gratuito en muchos de nuestros Hoteles - *Oferta sujeta a condiciones y disponibilidad

11. Mirambel, Teruel. (Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas)

Para «The Times», Mirambel es un pueblo misterioso, donde escuchar los ecos del pasado. Su historia como escenario de guerras, Independencia, Carlista, Civil… Fue base de los caballeros Templarios. Lo asimila a un  «Juego de Tronos español». Comentan, que ya Pio Baroja en sus «Cuentos de Mirambel»,  describió el lugar como “un pueblo cerrado, hierático, misterioso”.

12. Bagergue, Lleida.

¿Qué hacer en uno de los pueblos más bonitos de los Pirineos?. Tendrás que decidir entre, hacer rafting, escalar la cumbre de 2.881 m de Mauberme (afirman que es más fácil de lo que parece), pasear en bicicleta por el valle, o simplemente tenderte en un prado y disfrutar de un picnic.

13. Bulnes, Asturias. (Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas)

Este famoso pueblo asturiano, destaca por su mirador y las espectaculares vistas del Naranco de Bulnes. El complicado acceso que es desde Poncebos, una hora a pie, siguiendo el desfiladero del rugiente río Tajo o el cómodo pero menos gratificante funicular. Y como buenos británicos recomiendan las vistas desde el bar.

14. Cudillero, Asturias.

«The Times» evidencia la colonización vikinga en Cudillero, los 6 cuervos negros del escudo y ser el único lugar del mundo donde escucharás a Pixueto, que es un idioma más cercano al nórdico que al español. Aunque dice que tiene un parecido con la localidad italiana de Positano, con sus casitas de colores descendiendo hacia el mar. Recomiendan el 29 de junio para la Fiesta de San Pedro, y el festival de Amuravela. 

15. Valverde de la Vera, Cáceres. (Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas)

El periódico ingles afirma que nadie desde lejos se acercaría a este pueblo, dada la imagen desaliñada que presenta desde lejos. Pero la sorpresa es mayúscula cuando accedes a el: «Escondido en sus calles empedradas, a través de las cuales el agua de la montaña se canaliza hacia los verdes jardines, se encuentra un exquisito corazón medieval que es claramente el orgullo y la alegría de sus habitantes». No te pierdas la Garganta de Cuartos es un hermoso parque acuático natural.

16. Teguise, Lanzarote.

Hacen hincapié en no confundir Costa Teguise (Llena de hoteles todo incluido y sus concurridas playas), con Teguise  a casi 20 km. tierra a dentro y la capital original de Lanzarote, de un blanco brillante y fortificada, para defenderse de los piratas (a los que hay dedicado un museo). También famoso por su mercadillo dominical.

17. Castillo de Castellar, Cádiz. (Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas)

Según Chris, en los 70, los habitantes del pueblo abandonaron sus casa envejecidas, buscando unas estancias más cómodas y modernas en Nuevo Castelar y una comunidad hippie se instalo, degradando lo poco que quedaba. Hoy en día todo es muy diferente: «Las atracciones de este pueblo que alguna vez fue áspero y ahora aburguesado no son difíciles de ver: calles sin automóviles, de casas blancas; hierro forjado y jazmín; tapas baratas y vino mosto; historia antigua y vistas a través del Estrecho a África».

18. Alcalá del Júcar, Albacete.

El medio inglés lo describe como un pastel de milhojas en alusión a las rocas que sustentan el fuerte árabe y que están llenas de cuevas (las cuevas del diablo se pueden visitar). El rio Júcar rodea el pueblo corriendo rápido y poco profundo a través de las mesetas de piedra caliza

19. Urueña, Castilla y León. (Los 20 pueblos más bellos de España para los turistas)

El autor describe su llegada a Urueña hace 30 años, en busca de gasolina, con el sol de poniente reflejándose en las murallas, como si entrase en un portal del tiempo. Urueña no ha cambiado en muchísimos años: Hay cuatro museos; una iglesia ocupada por cigüeñas; y 11 librerías: dos más que el número de niños en la escuela del pueblo. ¡Ah! y no hay gasolinera.

20. Potes, Cantabria.

«The Times» recomienda la visita a este pueblo medieval del norte de España en otoño, cuando alcanza su máximo esplendor: Cuando las hojas están cambiando, ha comenzado la cosecha de nueces y, mientras los días aún son cálidos, y las noches son lo suficientemente frescas como para justificar un trago o dos de aguardiente de orujo. La cocina aquí también se adapta al otoño, especialmente el cocido lebaniego, una enormidad hecha de garbanzos, patatas, carne de ternera, chorizo ​​y morcilla.

Te puede interesar:

Quizás también te interese